Tener todo el equipo de construcción adecuado puede ayudar a una empresa a realizar múltiples tipos de proyectos. Sin embargo, no todas las empresas pueden permitirse comprar equipos de construcción pesados, ya que es un gran compromiso financiero. Entonces, si está entre considerar alquilar o comprar una grúa, te daremos algunas ventajas de sólo alquilar.

Al rentar una grúa contarás con personal capacitado que tienen años de experiencia en el manejo de una grúa en diversas circunstancias. Esto los hace muy eficientes, lo que le ahorra tiempo en cualquier proyecto. Debido a que el equipo operativo ya sabe lo que está haciendo, no tienes que preocuparte por contratar nuevos empleados o capacitar a tu equipo de operaciones.

La compra de una grúa requiere una inversión de capital a largo plazo. Deberás pagar todos los costos de transporte de un trabajo al siguiente. Tendrás que pagar los gastos de almacenamiento cuando no se utilice.

Al alquilar una grúa, puedes probarla antes de comprarla, puede elegir el tipo de grúa adecuado para tu proyecto y no tendrá costosas depreciaciones con el tiempo.

Pregúntate ¿Necesita una grúa para un trabajo único o una sola tarea, o es una necesidad continua? ¿Utilizará la grúa en sus operaciones diarias?

De igual manera te invitamos a cotizar con los mejores como son: Grúas y Maniobras de Occidente.